Pipo con 4 meses
Pipo con tres años
Pipo con mes y medio

Cíclope, Ciclopito, Ciclopipo, Pipo fue recogido junto a su madre (Tava) y sus dos hermanos (Leo y Gustavo). Tava, al no ser doméstica, fue esterilizada y retornada a su lugar donde es alimentada a día de hoy. Cíclope estaba afectado por rinotraqueitis, un virus muy común en los gatos de la calle, por lo que perdió uno de sus ojos. La rinotraqueitis está provocada por un herpesvirus y da síntomas como de resfriado, provocando necrosis de los tejidos a los que afecta. Se previene mediante vacuna pero muchos gatitos de la calle no tienen acceso a ella. Actualmente Pipo es un gato muy sano y le RECHIFLA que cojas una caña y juegues con él... bueno, realmente te acosa para que lo hagas. Le gusta dormir la mañana y que lo acaricies mientras se le cae la baba (literal) 

No siempre entendí a los gatos... en mi infancia les temía.

 

Por resolución de mi madre, Panchito llegó a casa cuando yo tenía unos 12 años y, con toda su discreción gatuna, ya nada volvió a ser lo mismo, aprendí a ver la vida con ojos de gato y la presencia felina pasó a tener rango de función vital.

Me gusta escuchar música, ir a conciertos,  bailar, hacer spinning, beber buena cerveza, la fiscalidad, las labores creativas, tocar con mi banda rockera, practicar yoga, aprender, leer, conocer personas, compartir con los que quiero y amar a los gatos. Con este espacio aspiro a crear sinergias que repercutan en sus vidas... por desgracia no todos conocen el calor de un buen hogar. Entérate de cuál es la misión